ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  


❝ DIRECTORIOS


❝ AFILIADOS ELITE
Medidas 35x35
Fruit of the poisonous tree
Gothic PrincessObliviate!Bewitch The Mindinferio rpg




❝ AFILIADOS NORMALES AQUI

Comparte | 
 

 A fucking crazy Party (chicos de la banda)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: A fucking crazy Party (chicos de la banda)   Miér Dic 18, 2013 10:42 pm

Me había levantado más temprano de lo habitual sólo para arreglarme y estar listo para irme lo más pronto posible hacia la ciudad. Ese día hacía frío, uno de los más fríos en muchos años... parecía que con cada semana que pasaba, las cosas en esta maldita cárcel de Mixtale se hacían más y más extremas, solo que eso no era ni de coña divertido. No cuando a raíz de eso había pasado por tantas cosas bizarras y dolorosas... sí, lo de mis autos había sido doloroso. Pero este día, frío o no, tenía que ser diferente, sin estúpidos terremotos, sin muñecas locas como el maldito pingüino ni psicópatas en motocicleta o putos doctores y enfermeros zombis acosándome. No, ese día debía salir todo bien o necesitaría desestresarme de una manera no sana... tal vez visitando a la Hudson para averiguar si tenía un auto nuevo que yo pudiera cargarme. Reí por lo bajo al recordarla mientras me colocaba una camiseta, la primera que tomé de la cesta de ropa limpia y bajaba las escaleras. Tenía una chaqueta de cuero en mi auto.. esperaba que con eso bastara para combatir el frío. Ni me molesté en desayunar, lo que quería era irme antes de que el tráfico se pusiera pesado.

Antes de salir de mi casa, mis padres me dijeron que tenían una cena importante esa noche. ¿Por qué no me sorprendía que hubieran olvidado que día era? Posiblemente sus respectivas secretarias estarían en problemas por no habérselos recordado. No era como si me interesara de todos modos... cada año ocurría lo mismo, y considerando que ya ni siquiera insistían en que desayunara con ellos, el título de padres pasaba a ser una simple formalidad.Por otro lado, yo ya había aprendido a pasar este tipo de fechas con gente que realmente valía la pena y sabía divertirse... además ¡Era mi puto cumpleaños! Vale, había nacido gracias a que mis padres habían decidido que sería bueno tener un heredero, pero como ni yo los veía como padres ni ellos me veían como hijo, lo único que importaba era que mis bros y yo tuviéramos una fiesta muy a nuestro estilo, para divertirnos, y festejar que alguien como yo hubiera venido al mundo. Oh si... amaba recordárselos cada cumpleaños, debían agradecer por eso, siempre se los decía mientras brindábamos con una soda, nada de alcohol, tampoco se trataba de enfrentarnos a la furia de la preciosa Sandy si se enteraba de que el pequeño Bryan lo había bebido. Y por otro lado, no necésitabamos alcohol para hacer locuras y divertirnos... no sabía que tan preocupante fuera, pero sin duda era algo que agradecer.

Pasé por mi primo antes de irnos hacia la ciudad. Mi tío frunció el ceño al ver mi nuevo tatuaje en el cuello, pero al menos tuvo la decencia de ahorrarse el sermón. Al parecer, él si recordaba que era mi cumpleaños... o más bien, Leo se lo había mencionado. El tío podía ser genial cuando no se ponía pesado con sus rollos de como Dios tenía que ver con cada mínimo detalle de tu existencia... si te echabas un pedo, Dios estaba presente... realmente nunca lo había comprendido mucho, y a veces podía jurar que me recordaba mucho a alguien cuando se ponía en ese plan piadoso, tal vez alguien en una vida pasada o en un universo alterno. William... no regresen tarde. Asentí angelicalmente mientras Leo se subía al auto conmigo. Desde luego, no le mencioné que iríamos a la ciudad y que por eso, regresáramos tarde. No hacía falta hacerlo, él ya sabía que pese a su advertencia, llegaríamos tardísimo, tal vez hasta el día siguiente, pero vaya que estaba indulgente ese día. Era el único día al año en el que prácticamente me pasaba por alto todo. ¿Estás listo para divertirte bro? le pregunté a Leo con una sonrisa que no tenía nada de angelical como la que le había dedicado a mi tío. No era realmente mi bro, pero yo acostumbraba llamar así a todos en la banda, aunque el sentimiento de hermandad era más fuerte hacia Leo, él y Rose eran más que mis primos solamente, eran los hermanos que había querido tener. Y aunque se la viviera regañándome, el tío era lo más parecido que tenía a un padre... definitivamente había nacido en la familia equivocada.

Conversamos de mil tonterías diversas hasta llegar a la ciudad, más específicamente, frente a nuestro Cuartel general, que era un eufemismo para el almacén abandonado que utilizábamos para practicar y juntarnos a pasar el rato. Por afuera se veía destartalado y francamente jodido. Pero por dentro, nos habíamos encargado de acondicionarlo un poco para hacerlo habitable. Nada lujoso, sólo lo básico: un par de sillones viejos pero cómodos, que más de una vez habían fungido como camas cuando nos quedábamos tocando hasta tarde; en una esquina una pequeña mesa de billar, en otra, un viejo televisor, lo suficientemente moderno para poder conectar un dvd, y en vez de refrigerador, una enorme hielera. Y claro, estaba el área más amplia en la que podíamos conectar los amplificadores y acomodar los instrumentos. 

Comenzamos a descargar las cosas mientras bromeaba con él llamándolo Fray Leo y le pedía que oficiara una misa de acción de gracias poque había llegado al mundo alguien tan guapo y genial como yo... lo de Fray era una broma surgida de lo que el tío esperaba de él pero que yo definitivamente buscaba evitar para él. Respetaba a los sacerdotes, a los buenos al menos, pero no imaginaba a mi primo con una sotana... vale, tenía personalidad de sacerdote, pero algo en mi interior se rebelaba contra eso. Él estaba destinado a otras cosas, a cuáles, había que averiguarlo, pero no era a pasar el día entre cirios, biblias e incienso. Leo y yo nos habíamos detenido a comprar por el camino algunos refrescos, frituras, galletas y cosas por el estilo. Cuando llegaran todos, podríamos ordenar pizzas, hamburguesas o lo que se nos ocurriera. Entretanto, tomé una bolsa de patatas fritas para que fuera mi desayuno y comencé a engullirla mientras escuchábamos el ruido provocado por los otros tres llegando. Siendo de la diudad ellos, les quedaba más cerca el almacén. 
Volver arriba Ir abajo
avatar

Bryan O. Cooper
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 515
Ocupación : Estudiante; Músico

Pareja Real : --


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: A fucking crazy Party (chicos de la banda)   Vie Dic 27, 2013 8:50 am

La alarma seguía sonando. La había apagado dos veces y seguía fastidiando. Tuve que levantarme y quitarle las malditas baterías. Volví a acostarme y otro sonido impidió que volviera a dormir. Carajo. Era la alarme de mi teléfono. Tenía un mensaje de Sandy, una llamada suya y otra alarma que me había puesto. Maldición. Ya era hora de mover el trasero.

Como zombie recién convertido camine al baño y me metí a la ducha. Media hora después termine mis necesidades básicas de limpieza y volví al cuarto lo mas seco posible. Me lance de cabeza a la cama y tomé el móvil a contestar los mensajes que tenía. Sandy quería que no olvidara los regalos de Wild y las felicidades que le mandaba. Me reí mientras contestaba y deje el teléfono entre las sabanas. Bien sabía que lo hacía para que yo se lo dijera. A ambos les gustaba fastidiarme. Lo bueno es que era solo eso, fastidiar, porque Wild y Sandy no tendrían mi aprobación ni en mil años. Sería muy raro. De esas rarezas incomodas.

Busque algo de ropa limpia evitando esos pensamientos. Tome unos vaqueros cualquieras, la camisa menos arrugada y salí de mi cuarto con todo lo que tenía para ese día. Fue una suerte que el internado estaba muerto. Salir con las manos llenas a dar carrera iba a ser la madre de las situaciones. Pero las cosas finalmente estaban de nuestro favor. Salir con Lucian fue pan comido. Solíamos ser los mejores en esto. Escapadas al estilo James Bond, pero sin las mujeres sexys esperando en la calle.

Llegar al estacionamiento tampoco fue misión imposible y el camino para el almacén se hizo frente a nosotros con total facilidad. Ni de chistes conduje yo. Tan pronto dejamos atrás el internado puse en marcha mi plan. Iba a dormir los minutos de camino y luego no hacerlo hasta que el sol volviera salir mañana temprano. Ese era el plan base de hoy. Lo divertido iba a hacer como lograrlo. Los chicos sabían como hacerlo a lo grande. Pura diversión por toda la isla si era necesario. Pero hoy era para celebrar y no soltar ni una pena. Tampoco para dormir, así que debía aprovechar.

El camino no era muy lejos, así que en par de minutos estuvimos allí. Volví a andar como zombie maltratado, pero logré mover las cosas del auto al almacén. Tan pronto entramos, visualizamos a los otros. Puntuales como pocas y necesarias veces. Deje las cosas de lado cuando reconocí al cumpleañero del día. Corrí hasta él y literalmente "le caí encima". -!Te amo desgraciadooo!- grite en plena carrera antes de aplastarlo.
Volver arriba Ir abajo
avatar

Evan J. Pritchard
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 35
Ocupación : Ser Sexy y genial 8)

Pareja Real : -


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: A fucking crazy Party (chicos de la banda)   Lun Ene 06, 2014 3:16 pm

Los ojos del chico no se despegaban del reloj. Mierda. Ya se le había hecho tarde. EL profesor chasqueo nuevamente sus dedos intentando llamar la atención de Evan. El chico nuevamente desvió su mirada y la dirigió al hombre mayor frente a él. Mantuvo su vista fija en los ojos del hombre que estaban cubiertos por unas gruesas gafas. Evan asentía con la cabeza dando a entender que lo escuchaba, cuando en realidad su mente se hallaba a kilómetros de distancia. Había tenido la mala suerte de encontrarse con un profesor justo cuando salía de su habitación en el internado. El hombre le había estado hablando sobre su comportamiento, sus escapadas, sus notas desde los últimos veinte minutos. Evan lucia aburrido, la verdad le interesaba muy poco lo que querían decirle.  Sinceramente no veía la hora de salir de ese lugar para llegar de una vez a reunirse con la banda.
El profesor suspiro, lo que hizo darse cuenta que esperaba una respuesta del chico. Rápidamente balbuceo una vaga disculpa y una patética promesa de mejorar sus notas y ya no desaparecer del internado sin un verdadero permiso. Luego de eso se levantó como con un resorte y salió del despacho del profesor para ir a su habitación. Rebusco entre sus cosas hasta encontrar unas partituras y sonriéndole al espejo se preparó para desaparecer nuevamente del internado sin que nadie se dé cuenta. Mientras salía del lugar no podía evitar sonreír de manera irónica, ya que hacía solo unos minutos había prometido ya no volver a hacerlo.  Pero bueno tenía una buena razón para hacerlo en estos momentos. El cumpleaños de Will era un motivo suficiente para poder desobedecer. O al menos eso diría si llegaba a ser descubierto. Aunque seguramente lo castigarían y pensarían que simplemente estaba bromeando con ellos.
Pero al parecer el único preocupado por estudiantes que se escapaban era el profesor que lo había entretenido. Porque realmente resulto demasiado fácil salir del internado sin ser visto por nadie más. Incluso se tomó la molestia de dar una vuelta al estacionamiento buscando el auto de Bryan y Lucian. El auto no estaba por lo que seguramente ya se encontraban molestando a Will.  Sin tomarse mucho tiempo más se subió a su moto y salió del lugar.
Acelero la moto dejando que el viento golpee su rostro dándole la sensación de libertad que sentía cada vez que hacia eso. Como el almacén no estaba muy lejos del colegio Evan no tardó mucho en llegar al lugar. Habrían pasado solo unos cinco minutos cuando estaciono su moto junto al auto de Brian y Lucian. Al parecer había estado en lo correcto y los chicos ya estaban allí. También estaba el auto de Will allí, por lo que enseguida supo que solamente faltaba él.

Entro al almacén con su típica sonrisa irónica, viendo la imagen de Brian encima de Will. Sacudió su cabeza sabiendo que eso era una escena bastante común. Tiro su mochila con las partituras a un costado, mientras aprovechaba a tomar una lata de gaseosa de una bolsa que estaba por allí. Abriendo la lata de manera distraída, se acercó al sillón donde estaban Will y Brian. – El amor está en el aire definitivamente- dijo riéndose mientras torcía su cabeza para observar mejor a Will. – Feliz Cumpleaños tío, hay que chocar algunos autos para celebrarlo- dijo riendo mientras alzaba su lata de gaseosa en un brindis simbólico, recordando uno de los últimos líos en los que había estado metido Will.
Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: A fucking crazy Party (chicos de la banda)   

Volver arriba Ir abajo
 

A fucking crazy Party (chicos de la banda)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Cke Banda De Musiika Les Guusta??? :D:D
» Reunion y ensayo de la banda
» Creacion de Banda?
» pxndx FC la mejor banda [unete si te gusta]
» chicos galanes

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Secrets! RPG  :: 
▲ Mixtale City
 :: 
❝ Viejo Almacén
-