ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  


❝ DIRECTORIOS


❝ AFILIADOS ELITE
Medidas 35x35
Fruit of the poisonous tree
Gothic PrincessObliviate!Bewitch The Mindinferio rpg




❝ AFILIADOS NORMALES AQUI

Comparte | 
 

 What the hell? (Evan) [Tercera trama]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   Dom Dic 29, 2013 8:40 pm

Que un rayo me iba a caer un día encima era algo con lo que mi madre me asustaba cuando era un crío y no quería ir a la Iglesia con ella o mentía o hacía algo que se suponía que no tenía que hacer. A los ocho años más o menos, me enteré de que era imposible que algo así pasara. No es que hasta entonces hubiera sido estúpido, simplemente había sido demasiado inocente y sobreprotegido por mis padres, al grado de que si me tiraba un pedo recibía un sermón de media hora por parte de mi madre. Rayos, diluvios y langostas eran algunas de sus amenazas proféticas favoritas, y hasta esa edad, había creído ciegamente en que se cumplirían. Después de todo, ella era realmente convincente cuando quería, y para un crío como yo, resultaba fácil tener por verdad absoluta todo lo que mis padres dijeran. 

Había sido Amma la que me había abierto los ojos al respecto, cuando me señaló que si realmente Dios castigara de esa manera, todos los días tendríamos tormentas de langostas azotando el mundo. Ahora pensaba que eso sería genial, perfecto para ser la próxima portada de los Holly Rogers, aunque eso de seguro me acarrearía un buen regaño por parte de mi madre al considerarlo una burla de la religión. No era que mi madre fuera del todo insoportable, tenía sus ratos buenos y cocinaba delicioso, el problema era que tenía esa manía de querer decirle a los demás como vivir su vida. Pero eso no quitaba que la quisiera y me preocupara por ella. Incluso tenía ganas de pegarle un par de patadas a la madre de Lena por haber usado a la mía durante... bueno, no sabía durante cuanto tiempo, y eso era lo más aterrador... ¿cómo carajos no había notado que mi madre no era mi madre? O esa bruja era extremadamente buena actuando o yo era más pelmazo de lo que la gente decía. 

O tal vez sólo se trataba de un mal viaje... Ethan insistía en que no, pero yo sospechaba que Rid realmente había echado algo en mi bebida. Es decir... habían pasado muchas cosas en una sola noche, cada una más rara que la anterior: Había estado dos veces en la casa de Ravenwood, aún cuando con una habría bastado para que mi madre comenzara a exorcisarme; me había venido a enterar de que Rid era una especie de bruja; que otra bruja quería cargarse al padre de Ethan y que tal vez se había cargado a Lila; mi madre en realidad era la madre de Lena, o algo parecido; había visto un tío que hasta entonces se había estado liando con Emily convertirse en un montón de serpientes; Lena tenía algo así como superpoderes y su tío, el viejo Boo... Macon, podía teletransportarse... y ahora, no hacía ni cinco minutos que habíamos salido de un tunel a través del cual nos había guiado Marian, que al parecer no era una bibliotecaria normal, junto con algunas familiares de Lena que también tenían superpoderes... sí, definitivamente tenía que ser un puto mal viaje. 

Sostuve la mano de mi madre mientras la mujer (había olvidado su nombre) pariente de Lena se inclinaba a ayudarle. Que no me vinieran luego a decir que la vida no era rara: Un pariente de Lena ayudando a mi madre... si mi madre estuviera consciente habría sido divertido ver su cara. Habría empezado a llamarlos hijos de Luzbel o algo por el estilo, casi podía imaginarla arrojándoles agua bendita... eso me hizo sonreír un poco. Casi en respuesta a mi pensamiento, noté que estaba empezando a llover de nuevo. Anda... si no sería cierto lo de las lluvias de langostas. No debería estar pensando en esas cosas con mi madre en ese estado pero no podía evitarlo, había que buscarle el lado divertido a las cosas. Además entre todas las cosas raras que estaban pasando, posiblemente esto no fuera la realidad. Un sueño o un mal viaje eran las únicas explicaciones posibles.

Hubo un relámpago más grande que los anteriores, y entonces vi que se dividía... algo que no pasaba en la vida real. Cuando vi que uno iba directo hacia mí lo tomé como que despertaría del sueño o mal viaje, al menos eso pasa siempre en las películas. Dejé de sentir la mano de mi madre entre las mías y pensé que seguía atrapado en el mal viaje, porque de la nada me encontré no en Greenbier, sino en un puerto. Vaya... este viaje empezaba a salirse de control. Observé a mi alrededor. Todo se veía tan real. 
Volver arriba Ir abajo
avatar

Evan J. Pritchard
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 35
Ocupación : Ser Sexy y genial 8)

Pareja Real : -


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   Lun Ene 06, 2014 2:26 pm

Había tomado una decisión y no volvería a atrás. Había decidido luchar sin importarles lo que puedan llegar a pensar sus padres. Harry había intentado que sus hijos no se entrometieran. Pero eso era imposible para James, después de haber sido secuestrado por los mortifagos él no se quedaría de brazos cruzados esperando que se encarguen solo los demás. No, él no se quedaría simplemente a esperar. Pelearía y defendería a sus amigos, lucharía por lo que creía.
La batalla era peor de lo que se había si quiera imaginado. Los hechizos volaban a diestra y siniestra. Le revolvió el estómago por la furia ver a los mortifagos atravesar las puertas de Hogwarts. Las protecciones habían caído eso los haría incluso más indefensos. No se lo pensó mucho y comenzó a defender su hogar, su escuela. Podía escuchar las voces de sus amigos a su alrededor pero no prestaba real atención a eso, su concentración se basaba en esquivar hechizos y apuntar bien los suyos.
Sin darse cuenta llevaba bastante tiempo batallando, en lo que parecía una verdadera danza coreografiada, con uno de los mortifagos que ya se le había caído la máscara mostrando completamente su rostro. La ira lo estaba consumiendo, conocía a ese hombre del ministerio. Como podía ser tanta la hipocresía de la gente, como podía la gente simplemente creerse superior a otros. En estos momentos ese hombre mayor ni siquiera era superior a él, que según las palabras del idiota mortifago era un ‘‘niñato’’. El hombre frente a él estaba cansado, se le notaba a distancia. James aprovecho el momento acosando al mortifago con una serie de hechizos que lo hicieron caer finalmente. Suspiro aliviado, listo para continuar la batalla.
Podía sentir el olor a quemado, el olor a polvo que despedían las paredes al ser arrancadas por algún hechizo, incluso podía sentir el olor a sangre en todo el lugar. Eso lo enfermaba. Pero no se permitía pensar mucho en ello ponerse a pensar en ello por mucho tiempo. Pudo sentir filtrándose entre todo el horror, el ruido y el aroma a lluvia. Pero no era una tormenta normal. Parecía que el clima acompañaba exactamente la situación en Hogwarts. Sus manos comenzaban a temblarle de la impotencia, mientras se detenía unos pocos minutos a mirar a su alrededor.  Parte de la pared derecha del imponente Hall de entrada había desaparecido, mostrando la lluvia torrencial de afuera. Pudo observar no muy lejos de la pared faltante un chico de cabello oscuro caía en manos de un mortifago. Desesperado lanzo una maldición al mortifago, pero ya era demasiado tarde para ese chico.  El hombre encapuchado desapareció de su vista en un abrir y cerrar de ojos.  James aprovecho y se acercó al chico. No pudo reconocerlo, pero la caída de su cabello le hacía recordar a su hermano menor.  Albus… el pensamiento le vino con desesperación. Tenía que ver como estaban su hermano menor. Dom, Rose, Matt, Fran, Fred… sus primos y sus mejores amigos le vinieron a la cabeza también. La preocupación comenzaba a hacer mella en él.
Se tomó unos segundos para acomodar el cuerpo del chico en un lugar donde no quede lastimado, aguantándose la rabia y la impotencia, junto con el miedo y la preocupación.  Un trueno lo distrajo unos segundos haciéndolo mirar hacia afuera. La lluvia se ponía peor, incluso algunos rayos comenzaba a caer en la tierra. Nervioso por eso, comenzó a caminar en busca de sus seres queridos. El humo y el ruido de las explosiones impedían, que uno pudiera encontrar un poco de tiempo para pensar en medio de la batalla. No terminabas de derribar a un mortifago que ya otro se alzaba en su lugar, listo para continuar la pelea.  James buscaba desesperadamente a sus hermanos, esquivando hechizos  en el proceso y lanzando algunos para defenderse también.  ¿Dónde mierda se habían metido todos? Buscaba desesperado con la vista algún indicio de sus amigos o su hermano menor. Pero no podía encontrar nada.

La lluvia comenzó a caer sobre él, al notar que faltaban partes del techo y pared en la zona donde se encontraba ahora. Miro hacia arriba dejándose empapar por las gotas de lluvia. Un error fatal. Todos saben que en la guerra no hay tiempo para distraerse.  James sintió un dolor punzante, una gran quemazón en su pierna derecha. La piel comenzaba abrirse y se podía ver la sangre haciéndose paso a través de su pantalón. Lo había rozado un rictusempra.  Una sonrisa torcida y enseguida se recuperó para pelear con quien lo había atacado. Pero justo cuando se disponía a atacar vio una gran luz brillante y de repente estaba siendo tragado por el espeso humo que se esparcía por el castillo. EL chico cerró los ojos de manera instantánea preparándose para su final. Pero nada… Un segundo después habría sus ojos.  Y no entendía que demonios estaba pasando.  Frente a él ya no estaba el mortifago con la mitad de su máscara, no, tampoco se podía ver el castillo destruido o el olor a la batalla. No. Ahora se hallaba en un puerto, con el olor a mar metiéndose en él, dejándolo una sensación rara dentro.


Última edición por Evan J. Pritchard el Lun Ene 06, 2014 10:36 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   Lun Ene 06, 2014 10:20 pm

Comencé a preguntarme cuánto duraría el efecto de la droga que Rid me había dado... si es que en realidad se trataba de eso... ¿la gente drogada es consciente de que está drogada? Sentí curiosidad repentina. Después de todo, drogadictos no era algo que vieras frecuentemente en Gatlin, para eso necesitaría existir alguien que la distribuyera, y eso, en un lugar como Gatlin, era tan factible como que mi madre se divorciara de mi padre para casarse con Macon Ravenwood. La DAR habría impedido ambos sucesos de cualquier manera. Caminé sin saber del todo lo que pasaba. No había mar en Gatlin y nunca lo había visto, así que podía ser interesante verlo de cerca, incluso si no era real. 

Me deshice de todas mis preocupaciones cada vez más seguro de que estaba soñando. Incluso comencé a silbar Hotel California despreocupadamente. Me sentía en un viaje igual de extraño que el que narraba la canción. Casi morí del susto al ver a un tipo aparecerse de la nada frente a mí. ¡Mierda! exclamé sabiendo que si mi madre estuviera cerca, me habría reprendido severamente por expresarme así... pero a la mierda... me había asustado realmente. Además el sujeto estaba vestido rarísimo... ¿era un puto vestido lo que llevaba puesto? ¿Qué hacía un transexual en uno de mis sueños/viajes? Esperaba que no tuviera ninguna retorcida explicación psicológica sobre posibles impulsos reprimidos o una estupidez parecida. Observé que sostenía un palo con algo parecido a la desesperación... la de bromas que podría hacerle al respecto sobre llevar vestido y aferrarse un palo, pero no estaba de humor. Aún sentía mi corazón a punto de salírseme del pecho. 


¿De dónde mierda saliste? pregunté pensando si acaso las cosas se estaban escapando de mi control. Esperaba despertar pronto, porque ese tipo parecía salido de alguna maldita película de bajo presupuesto, una de travestis asesinos o algo parecido, pues por la cara que se cargaba, no parecía precisamente que viniera de recoger flores en un prado. Además tenía muchas heridas. Sacudí la cabeza... mi madre y Amma me habían advertido sobre los riesgos de tener una imaginación bastante ligera atrofiada por la televisión, los cómics y los videojuegos. Resultaba aterrador pensar que pudieran tener razón. Me acerqué a él y toqué su hombro con recelo. Joder... ¿no pudo aparecer alguna chica sexy quemadura de tercer grado en lugar de este tipo raro? ¿Eres real? pregunté sin saber si lo era realmente... tal vez dentro de mi retorcido sueño "sentía" que era real. No... lo mejor era fingir que él no estaba ahí. Si era real, tal vez se largara... si no lo era, posiblemente también lo haría si yo fingía que no lo notaba. No, no eres real. declaré al tiempo que me daba la media vuelta y retomaba la canción en el punto en el que la había interrumpido y comenzaba a fingir que no había ningún tipo raro a espaldas mías. Recordé entonces la última estrofa de la canción, en la que habla sobre no poder abandonar el hotel, y con un escalofrío decidí cambiar por algo menos tétrico. 

BROOOOOOOOO!!!:
 
Volver arriba Ir abajo
avatar

Evan J. Pritchard
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 35
Ocupación : Ser Sexy y genial 8)

Pareja Real : -


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   Lun Ene 06, 2014 11:21 pm

Los ojos de James vagaban recorriendo todo el lugar. ¿Dónde mierda estaban los mortifagos? ¿Y el castillo? Aunque pensándolo mejor el chico debería preguntarse ¿Dónde carajos estaba? Simplemente se encontraba más perdido que su tía Hermione jugando al quidditch.  Podía ver el mar, podía sentir su olor, el aire fresco marítimo golpeando su rostro. Era raro encontrarse en ese lugar donde hacía solo unos minutos se encontraba en plena batalla. Quizás morí… pensó el chico. Tal vez el humo negro  era un nuevo hechizo de magia negra que funciona como el avada. Pero si ese era el caso mierda de cielo le había tocado. Por lo menos en el paraíso, de su cabeza, había playa y chicas ángeles en bikini. Pero no, se encontraba en un puerto, sin chicas y sin playa.

Pero al menos no solo.  Pudo ver como un chico se acercaba a él lentamente. Mirándolo de manera extraña. Si estoy muerto, definitivamente me quejare con Merlín mierda de lugar me toco… pensaba el chico mientras veía como el otro se acercaba a él.  Pero entonces un dolor agudo lo trajo de nuevo a darse cuenta de su estado. Su pierna volvía a sangrar. Nada muy grave, pero sí bastante doloroso. Pero ese dolor y la sangre solo significaban una cosa. Bueno no una, sino dos. Primero quería decir que el chico no estaba muerto. Si podía sentir dolor quería decir que estaba vivo. Y segundo significaba que el mortifago tenía mala puntería y que gracias a Merlín esta porquería de lugar no era su ‘‘más allá’’.   Malditos mortifagos, ni siquiera podía matarlo correctamente. Vaya a saber la mierda de hechizo que habían hecho para enviarlo a este puerto. Aun podía sentir la sangre escurriéndose por su pierna y necesitaba curarse.- Mierda – dijo mientras se subía el pantalón y observaba la herida. No era nada muy grave, solo una herida menor. Pero por el polvo recolectado en la batalla y lo reciente de la herida, seguramente se infectaría si no se curaba.  – Episque- dijo al cabo de un momento con su varita en la mano curándose a sí mismo la herida en la pierna.

 Pero entonces recordó a su ‘‘acompañante’, que continuaba acercándose a él. Tal vez ese chico era una de los mortifagos. Tal vez era el idiota que había apuntado mal el rictusempra y ahora venía a terminar el trabajo. Pues si ese era el caso James no se distraería de nuevo dejándole el paso libre a ese idiota. Pero justo allí el chico hablo. Y sus palabras le hicieron darse cuenta a James que trataba con un verdadero idiota. El mayor de los Potter alzo una ceja incrédulo.  ¿Cómo mierda iba a saber él de donde salió si había sido su hechizo? Definitivamente si ese era un mortifago era el más idiota de todos. Luego cuando lo vio intentar tocarlo, su mano se aferró a la varita lista para atacar. Pero sus cejas se alzaron sorprendidas ante las palabras del chico.  Definitivamente no era un mortifago. No podría haber alguien así de bobo ¿o no? Seguramente era simplemente un muggle.  

Al menos James logro tranquilizarse un poco ante eso. Seguramente había sido transportado de alguna manera. Dejo que el muggle hablara y se alejara un poco cantando una canción, porque la verdad es que estaba bastante confundido por la situación. – Hey tú  mug…chico- lo llamo de nuevo deteniéndose justo a tiempo antes de llamarlo muggle. – ¿Sabes dónde estamos?- le pregunto con un poco de desesperación en la voz. Necesitaba saber dónde estaba para poder aparecerse nuevamente en Hogwarts y encontrar a su hermano.
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   Vie Mar 28, 2014 6:43 pm

Las cosas no existen si simplemente las ignoras. Drogado o no, soy completamente consciente de eso. Aun así, termino cagándola y volteo por costumbre cuando el tipo travestido me habla. Vale, demasiado tarde para ignorarlo. Regreso arrastrando mis pies hasta llegar a su lado. Por debajo, muy por debajo de mi mente, algo me dice a gritos que esto no es normal… ¿será una broma de Rid? ¿O cosa de Lena y sus parientes raros? Tal vez éste chico sea un primo o algo de Lena. Al menos su forma de vestir proclama que no es una persona normal. Su mirada luce también un poco desquiciada… y la manera en que sostiene esa especie de ramita le hacen parecer sacado de una extraña convención para freakys. La clase de sujeto escalofriante que no deseo tener en mis sueños, pero ahí está. Tal vez, y sólo lo pienso hasta entonces, no se trate de un sueño. Conozco mis sueños, generalmente son más raros que sólo un tipo con vestido apareciendo de la nada. Y como no hay otra cosa rara alrededor y ninguno de los dos está volando, comienzo a sospechar que, de un modo que no entiendo, esto puede ser real. Además, él parece desesperado por algo, o por alguien. Entonces pienso en mi madre y no puedo evitar sentir compasión por él.

Compadre, si tu no lo sabes yo tampoco. le respondo encogiéndome de hombros. Sólo sé que hace unos minutos estaba en un lugar totalmente diferente a este. – me detengo porque he estado a punto de mencionar a mi madre, a Ethan y a todo el raro asunto de esa noche, pero sigo sin saber si el tipo frente a mí está o no relacionado con todo, y por otro lado, tal vez no lo creyera. Tampoco tengo idea de cómo terminé aquí… lo último que recuerdo es que cayó un enorme relámpago… levanto la vista hacia el cielo, despejado y tachonado de estrellas. No hace falta ser un genio para saber que no ha caído ni una gota de lluvia en este lugar. Cuando me di cuenta estaba aquí. concluyo sabiendo que sueno como un idiota, pero bueno, él preguntó. Yo me limité a responder. No le menciono que sospechaba estar drogado porque de cualquier manera es una de las primeras impresiones que suelo dar a la gente, incluso a aquellos que me conocen desde hace años.

Y ya que me preguntas sospecho que tampoco tienes puta idea de nada... ¿De qué extraña reunión de travestis o freakys escapaste? pregunto señalando su extraño atuendo intentando hacerlo que se relaje un poco, aun cuando su rostro desencajado es la señal de que no debería bromear con él, pero no es como que yo sea la persona más prudente del mundo. Hey, solo quiero aliviar la tensión. agrego mientras levanto las manos en señal de paz. Por cierto que tienes una pronunciación extraña agrego haciendo referencia a su acento. Yo tengo el acento sureño, y puede que no haya salido de Gatlin antes, pero sé que el acento de este chico no es el de un estadounidense. ¿De dónde rayos saliste? repito en voz alta, sintiendo que las cosas no están llegando a ningún lugar.

Yo no debería seguir ahí.Como sea, buena suerte compadre. Tengo que regresar a Gatlin. menciono dando media vuelta y retomando la melodía interrumpida. Una acción un tanto descortés y fría, pero tengo  mis propios asuntos que atender. Y lo que más apremia ahora, es averiguar qué tan lejos estoy de Gatlin. Que él se las arregle como pueda, sospecho que podrá hacerlo.... ¿o no? Detego mis pasos sin darme cuenta de eso. Años ignorando situaciones así deberían haberme convertido en un as... pero esta vez simplemente no puedo. Volteo por encima del hombro, sin girar el cuerpo. ¿Quieres que busquemos juntos respuestas? Dos cabezas son mejores que una. menciono con voz tranquila. No veo por qué estresarme. De un modo u otro, no es como si tuviera el poder de teletransportarme. Y sé que Wate o las parientes de Lena cuidarán a mi madre. Sólo debo encontrar el modo de llegar hasta ella. Y tal vez el chico en vestido pueda ayudarme.
Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: What the hell? (Evan) [Tercera trama]   

Volver arriba Ir abajo
 

What the hell? (Evan) [Tercera trama]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» 2º Equipo de un Tercera
» [Trama] El prisionero
» Laptop de Pete Wisdom
» Resultados.
» Fiesta de Halloween [Trama Oficial]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Secrets! RPG  :: 
▲ El Distrito
 :: 
❝ El Puerto
-