ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  


❝ DIRECTORIOS


❝ AFILIADOS ELITE
Medidas 35x35
Fruit of the poisonous tree
Gothic PrincessObliviate!Bewitch The Mindinferio rpg




❝ AFILIADOS NORMALES AQUI

Comparte | 
 

 Fucking... not in a sexual way...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Fucking... not in a sexual way...    Sáb Mayo 11, 2013 9:50 pm

Semana de exámenes... una tortura para la mayoría de los estudiantes, exceptuándome claro, que era inmune a ese tipo de estrés desde los 12 años más o menos. Motivo por el cuál, mientras mis compañeros de curso pasaban la noche pegados a un libro de cálculo integral, yo hacía lo propio con una encantadora botella de tequila. A nuestro idilio pronto se unieron un montón de películas de acción y pizza fría sacada del refrigerador. No recordaba la última vez que había ordenado pizza pero no sabía tan mal, y con un par de tragos de tequila, el sabor terminó siendo casi delicioso.

En algún punto en la madrugada, me había quedado dormido, tal vez a causa de que la película era muy mala o porque ya llevaba media botella de tequila en mi sistema. Desperté al día siguiente sintiendo náuseas, las cuáles desaparecieron cuando tiré de la cuerda del inodoro. Tal vez comer la pizza había sido mala idea... aún así, vi una rebanada con pepperonni que había sobrado la noche anterior y la convertí en mi desayuno junto con otro trago a la botella de tequila. Puse música a todo volumen y bostecé mientras me quitaba la ropa por toda la habitación y me dirigía felizmente desnudo hacia el baño para tomar una ducha. La ventana de mi habitación estaba abierta y fue inevitable que una vecina metiche gritara escandalizada. Le sonreí cínicamente mientras cubría a mi amigo con una mano. No quería que la vecina comenzara a tener fantasías conmigo.

El baño me reanimó y terminé cantando Ziggy Stardust a todo volumen utilizando el jabón como micrófono. Salí del baño sólo con boxers y comencé a buscar en la avalancha desordenada de ropa en mi armario lo que vestiría ese día. Cuando estuve finalmente vestido, descubrí que mi examen de cálculo había comenzado hacía media hora. Podría simplemente no presentarme, pero eso sin duda haría feliz a la perra de mi profesora, algo que de ningún modo podía permitir. Se trataba de una costumbre... presentarme en cada examen y luego entregarlo en blanco.

Ella estaba de suerte porque este día sería diferente: una inolvidable y dramática irrupción cuando faltaran sólo 15 minutos para que terminara el examen. Pensando en ello manejé despacio, después de todo, tampoco era como si me preocupara llegar tarde. Me estacioné y caminé con toda la calma del mundo hacia el salón de clases. El rasgueo frenético de los lápices sobre las hojas no me sorprendió, así como no me extraño ver a mis compañeros estresados tratando desesperedamente de terminar el examen. Solamente un par levantaron la mirada totalmente incrédulos de que mi cinismo llegara a tanto. Me ofendía que me subestimaran. Sonreí burlonamente mientras la profesora, al borde de una apoplejía por la ira, me extendía bruscamente la hoja del examen. Le pasee una mirada rápida al examen y bufé. En realidad, de haber sentido interés por resolverlo, lo habría hecho en quince minutos. No era tan difícil, pero el estrés hacía que mis compañeros no pensaran con claridad. Sin molestarme en ir a mi asiento, escribí mi nombre en la parte superior de mi examen y volví a dejarlo en el escritorio de la profesora. Hice una reverencia irónica y volví a salir del aula silbando tranquilamente.

Ahora bien, no había más exámenes programados para ese día, por lo tanto, podía simplemente largarme por el resto del día. No era como si fueran a echarme por ausencias. Caminé en dirección a mi auto pensando en escaparme al Internado a visitar a los Indiana. O tal vez fuera en busca de Peeta para arrastrarlo conmigo a algún botanero. Lo decidiría mientras conducía. Me senté tranquilamente en mi auto y encendí el estéreo. La voz de Kurt Cobain comenzó a inundarlo todo mientras me echaba en reversa. Iba con cuidado como siempre que manejaba, pero de la nada apareció otro auto y estuve a punto de chocar con él. Bajé sólo para asegurarme de que el otro conductor estaba bien. Y entonces descubría que no sólo estaba bien, estaba muuuy bien. Silbé mentalmente mientras mis ojos recorrían esas piernas largas y perfectas descendiendo del otro auto, anunciando un cuerpo de infarto y una cara capaz de provocar accidentes más severos que el que estuvo a punto de ocurrir... era lo que yo llamaría una chica ardiente. ¿Estás bien? Lo siento, no te vi venir... sonreí ladeadoy mi sonrisa dejaba implícito que sí que lamentaba no haberla visto venir... pero porque era realmente ardiente, tanto como la mirada de muérete que me estaba lanzando en ese momento.
Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Sáb Mayo 11, 2013 11:55 pm

Fondo musical




Normalmente, debería estar en el internado con todos los del rebaño, buenas personas, aparentementente malas personas que lo único que tenían de malo eran sus resultados de IQ y las adorables clases que debería estar tomando, más no prestando atención. Eran aburridas y siempre habría quien tomara apuntes por mi... lo que sea por mi.

Pero no, ese día debería ser diferente. Lo era cuando tenía la excusa perfecta. Mamá y Papá habían llamado pidiendo permiso. ¿El asunto? irrelevante en realidad. Podría haberlo hecho sin que nadie se diese cuenta si me lo proponía, sola o con la demasiado saludable intervención de Tony, o de Dante, pero lo cierto era que el permiso fue concedido para mi y para dante.

Madre incluso le quitaba la diversión al hecho de salir del internado.


Como era de esperarse, Dante y yo no llegaríamos juntos al mismo sitio, al mismo tiempo, no sin saber que era lo que planeaban. Uno lo sabía y el otro avisaba al segundo. La estrategia funcionaba casi siempre excepto por aquellos compromisos ineludibles, eventos en donde somos la familia perfecta y nosotros permitíamos la actuación, porque no nos interesaba ser unos niñitos rebeldes. Nosotros nos aprovechábamos de la situación, de cualquier situación.

Mi convertible rojo era... era una de las cosas más bonitas que la mayoría pudiesen haber visto. Justo como yo. Rojo porque así lo deseaba, casi siempre descapotado, incluso en ese día, un día de noviembre. Me tenía muy sin cuidado.
Ese convertible me esperaba a la salida del internado, como un ensayo perfecto de una vida perfecta donde ni siquiera tenía que molestarme en ir a la cochera. Si, definitivamente esto le quitaba por entero la diversión.

Tome las llaves sin ver quien me las había tendido, la culpa era enteramente de mi acto, porque justo me colocaba unos lentes para el sol. Solo eso y no mi fascinación por pasar de la gente irrelevante. por supuesto.

Lentes oscuros, cabello suelto, música de mi estilo, velocidad. Perfecto, casi perfecto, porque lo cierto era que unos labios los tenía grabados a fuego, y ahora, además los soñaba. no solo soñaba con una noche, si no con cosas que jamás habían pasado y que me dejaban baja la guardia. Ojalá un simple paseo por donde sea, con plena intención de tardarme todo lo posible, pudiera sacarme al maniático de Night.


Pero, no por eso no lo intentaría.


El camino para llegar a casa no tenía que pasar por el distrito. Pero no tenía intenciones de llegar pronto.

Me coloqué mi manos libres, solo por si acaso, siempre tenía llamadas y si encontraba algo mejor que hacer que encontrar a la flamante señora Hudson, tal vez intentando algún redituable negocio con alguno de sus aún flamantes hijos, se había equivocado de día, de personas, de hijos, de isla y tal vez de planeta.


Pasaron unos cuantos segundos, los suficientes como para intentar llamarle a Tony, lo echaba de menos y luego decidir que no quería hacerlo. Varias razones me llevaron a lanzar al asiento del copiloto el manos libres y subir el volumen del reproductor. The kills de momento me llenaban. Si seguía así, terminaría tan bipolar como Night.

Si cerré los ojos, fue porque le recordé. Error. Mi error. Al abrirlos me encontré que de la nada un auto estaba a punto de darme, con un chirrido de neumáticos que esperaba estuviesen en buenas condiciones. pise el freno hasta el fondo y di un volantaso, intentando evitar golpearle , o mejor dicho, que me golpeara. Honestamente el habría podido morir y me tendría sin preocupación. Era su culpa, no mía.

Salí del camino, obvio mi convertible estaba girado. Había visto todo el movimiento. No soy de las que cierran los ojos, con contadas excepciones, como...


Salí del auto de inmediato, más no por ello de manera apresurada. No había a quien perseguir, ni a quien yo quisiera alcanzar. Los lentes los deseché en los asientos y me acerqué acomodando mi cabello, Caminando segura, porque desde luego, ese no había sido mi accidente.

look for a girl like me:
 

Podría encontrar con un viejo gordo, o un viejo rabo verde, siempre era lo mismo, o con una histérica ama de casa de vida arruinada. en ese caso podría fácilmente darme la media vuelta y hacer que su enojo le reventara alguna ulcera, o que diera a luz, si es que estaba embarazada.


¿que encontré? un chico. Ladee mi rostro buscando su mirada, y encontré que su mirada me recorría por entero. que curiosa pregunta, dado que sabía en algo sus acciones. Frente a el, me planté con elegancia, cruzando los brazos. -oh!, en serio, no me viste venir?- y por supuesto dejé a que se planteara la pregunta, más no di tiempo a que respondiera -que estúpida pregunta, y claro que estoy bien, de lo contrario lo pagarías muy caro, pedazo de...- y que era lo que tenía realmente ahí, en frente?


.... un emo venido a más, y eso aún lo ponía en duda.

Humedecí mis labios. De hecho, al siguiente momento los mordí, bien podría haberme reventado alguno -se te perdió algo, cariño?- cariño... si claro, pero la palabra resultaba bastante despreciativa si se empleaba el tono de voz adecuado, justo como ahora -pudiste haberme matado-

No mencioné que para ese momento, ya había visto su rostro. No había sangre; no de la que pudiera ser visible. No le pedí algo, solo actué. medio segundo después el ya no tenía esa estúpida gorra que le tapaba medio rostro. analicé la masa de cabello, nada.

Sonreí con ligero beneplácito -estas bien, nada incurable- y de inmediato puse su gorra a su alcance, justo a su alcance. Me giré a ver mi coche. juraría que estaba bien. no quise saber más de emo-boy y simplemente me dirigí a mi coche, mi precioso auto que por primera vez, no encendía.

Alguien pagaría por esto.
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 12, 2013 7:32 pm

Intensa... intensa y ardiente. Bueno, suponía que era normal considerando la situación pero si ella estaba bien no veía cuál era el maldito problema. A menos que ella anduviera en uno de esos días raros para las mujeres... Incluso Rose tenía un humor de los mil demonios en esos días. La oía parlotear aunque honestamente no estaba seguro de que era lo que estaba diciendo. Podía inferir por la mirada que me dedicaba que no era nada halagador. Yo asentía cortésmente mientras observaba el contorno de sus labios, aprovechando de vez en cuando para dejar de ver su rostro y observar su escote. Era justo la clase de chica que me gustaría llevarme a la cama. Sin embargo, ella interrumpió mis fantasías cuando me quitó la gorra. Hey protesté pero ella me ignoró. Evidentemente no sabía o no le importaba que NUNCA debes quitarle la gorra a un chico. Era parte de mi indumentaria... que me la quitara era como si me desnudara, algo que por otro lado no me molestaría en absoluto, pero si eso pasaba yo exigía equidad ¿A ella le parecería bien que de repente le quitara la blusa sin su permiso? ¡Era lo mismo! Tal vez con diferentes consecuencias, pero el punto era que me sentía desnudo. Fingí indignación mientras recuperaba mi gorra.

Y entonces, claro, ella se dio media vuelta, ofreciéndome una hermosa vista del otro lado de su cuerpo, tan ardiente como su lado frontal. Ella se estaba alejando y tras su perorata yo sólo había sido capaz de decir un estúpido "Hey". Observé el balanceo de sus caderas al caminar hacia su auto. Ladeé la cabeza y sonreí feliz por estar vivo mientras volvía a colocarme la gorra. Esta chica tenía problemas de actitud... Esta chica necesitaba aprender modales... tal vez unas buenas nalgadas para educarla. Y a mí me encantaría educarla, desde luego. Pensé demasiado tarde, que debí de haber fingido estar herido, pero deseché el pensamiento de inmediato. Ella lucía justo como el tipo de persona que me echaría el auto encima y luego huiría abandonando mi cadáver para evitarse molestias. Pensándolo bien, tal vez sí pensara echarme el auto encima. Si su auto hubiera arrancado. Pero no lo hizo. Le agradecí mentalmente al sujeto de allá arriba por salvar mi vida y por darme el pretexto para conversar con ella. Si era buena idea o no eso no importaba. Nunca había importado tratándose de una chica. Subí de nuevo a mi auto, sólo para estacionarlo correctamente. Que estuviera a punto de cometer la estupidez de acercarme a la chica no significaba que fuera tan estúpido de dejar mi auto mal estacionado para realmente provocar un accidente. Una vez que me estacioné volví a bajar del auto y caminé hacia ella.

Si hubiese esperado un cálido recibimiento me habría decepcionado cruelmente. Afortunadamente para mí sabía que no lo tendría y por lo tanto, no fui decepcionado. Ella trataba inútilmente de hacer que su auto encendiera. Me recargué familiarmente en la puerta del pasajero, dándole la espalda para verme más cool. ¿Necesitas ayuda? eso era una pregunta retórica, destinada a fastidiarla porque conocía de antemano la respuesta.
Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 12, 2013 8:27 pm

me froté las cienes con ansiedad, una y otra vez. Esto no podría estar pasando.

En que maldito universo, un perfecto convertible rojo no encendía?! y no, no era por falta de combustible. Si alguien pensara eso, el cliché se lo podría ahorrar por adelantado.

No me intereso bufar y que lo escuchara. Mi vehículo estaba bien en todo momento, solo hasta que se me apareció en frente del camino de manera literal. Solo por eso fulminé con la mirada su maldito coche que si funcionaba. Pero que Bastardo.

Pero el bastardo tenía que comportarse como un caballero andante, era su obligación... no, en realidad era su libido. Sería algo peor que la rubia tengo-dos-neuronas de Bieber, o porque no? de Ana White si no lo notase. Si, a chico llego-gorra-porque-no-me-peine le movían las hormonas.

De hecho lo movieron hasta la puerta del pasajero, y además se dio la media espalda. Si dijese que lo que vi había sido un poema, sería una de mis mayores y poco creíbles mentiras jamás dichas. Resultaba que al chico le encantaba usar los pantalones bajos, lo suficiente como para que se notara no solo el resorte de ropa interior, si no la mitad de su no tan agraciada anatomía.

Fruncí el ceño y no pude evitar poner cara de asco. mi pobre puerta... mi pobre vidrio de ventana...

Abrí la puerta con fuerza, lo suficiente como para querer mandarlo a un encuentro cercano del tercer tipo con el primer árbol que se encontrase. al chico le hacía falta un poco de cariño. Nada mejor que abrazar un árbol.

-en realidad necesito que te subas los pantalones, Eminem. Lo digo en serio- respondí con un tono no lleno de rabia, pero si con ligera burla. para cuando el pudo verme yo ya estaba fuera, gafas oscuras puestas y cerrando la puerta del piloto.

-dime que sabes de mecánica de buenos autos y no perderás nada en el proceso, cariño- que significaba eso?... aún lo estaba formulando, pero las posibilidades eran bastante prometedoras -y bien chico sexy, lo sabes?-
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 12, 2013 8:58 pm

Ella en realidad tenía problemas de actitud... ¿qué pasaría si ella me empujaba y un auto a toda velocidad me atropellaba brutalmente? Trastabillé pero recuperé mi dignidad cuando logré mantener el equilibrio. Me enderecé feliz por no haber terminado con mi hermoso rostro contra el pavimento y giré en dirección a la despampanante chica. Hice una mueca de incredulidad... primero la gorra y ahora se metía con mi pantalón. No todos vestían Armani para ir a la escuela pero posiblemente ella no lo sabía. Existe algo llamado estilo, no te atrevas a meterte con el mío. ladeé mi gorra de manera retadora y dejé mis pantalones en su sitio. Ahora bien, algo con lo que yo no contaba era con que ella se planteara aceptar mi ayuda. Básicamente el plan había sido ofrecer mi ayuda, ella se negaría y entonces yo soltaría una frase genial que la obligaría a darse cuenta de que sí me necesitaba. Cómo en las películas. Y cómo en las películas terminaríamos envueltos en alguna situación de riesgo... tal vez con ninjas, mafiosos, asesinos a sueldo y narcotraficantes persiguiéndonos en una loca carrera sobre su convertible rojo. Al final yo la salvaría y, como ocurre en las películas, me quedaría con la chica. Una relación que comenzaría siendo de odio, sólo hasta que ella descubriera que me amaba.

Pero ella había faltado al guión. No se suponía que cediera tan fácil. ¿Dónde quedaba la acción entonces? Cierto, ella me había llamado chico sexy, pero había sido demasiado fácil. Casi como comprar sopa instantánea y simplemente agregar agua caliente. Tal vez era momento de arriesgarme a modificar un poco la receta, aún si ella me quemaba en el proceso. Volví a analizarla bien, y aún cuando su tono de voz había cambiado por uno casi amable, seguía emitiendo una especie de frialdad... rígida y fría como un pingüino, pero aún así ardiente. Casi como un pingüino rostizado... o algo parecido. Eso lo hacía interesante. En realidad solo quería ser cool, no sé nada sobre autos... reí fingiendo nerviosismo mientras esperaba su reacción. Luego solté la carcajada abiertamente mientras saboreaba la victoria. Desde luego que sabía reparar un auto. El mío había tenido que comprarlo teniendo varios empleos a la vez, y por lo tanto, lo cuidaba como a mi vida. No dejaba que nadie excepto yo lo tocara. La muñequita que tenía enfrente indudablemente no dejaba que nadie más tocara su convertible, pero sin duda, no sabía como arreglarlo. Sé lo básico.. no sé si seré de mucha ayuda pero podemos intentarlo ¿no lo crees pingüino? propusé con un tono que dejaba en claro que si ella me mandaba al demonio me iría. Con la excepción de que no lo haría de todos modos. Lo del pingüino sería chiste privado obviamente. Y por privado me refería a que incluso si algún día llegaba a saber cuál era su nombre para mí siempre sería pingüino y punto.
Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 12, 2013 10:17 pm

-estilo...- y así como el había hecho al inicio, lo barrí, de arriba a abajo con la mirada -tranquilo fashionista, no pienso meterme con tus pantalones- y estaba claro que de igual manera, no estaba ni ligeramente tentada en meterme en ellos.


Me sentí observada y yo solo humedecí los labios. Esperando. La magia de las gafas oscuras me dejaban hacer más cosas con los ojos que los que el pudiera, al menos sin ser visto..
Hacía segundos acepté su ayuda, porque necesitaba mano de obra, y a juzgar por la marca de los calzoncillos flojos que llevaba, era mano de obra barata.

Eso de hacerse las fuertes, las princesitas que son frágiles, pero que tienen tanto orgullo y empeño que intentarían hacerlo todo solas.. por favor, es uno de los clichés más tontos y rosas del mundo. Yo no sabía hacerlo, pero sabía aprovecharme de todo lo que tenía a mi mano. En este caso a Eminem 2.0, y sobre todo sus ojos. Podría jugar con ello sin comprometerme, claro que si.

Mas no podía jugar con el si.. -... y en serio te haces llamar hombre?- respondí esta vez con desagrado. Había dejado de sonreír encantadora mente, solo un poco, solo hasta que bajé mis lentes de sol por el puente de mi nariz. Verlo sin los cristales. Estaba nervioso?.... no, en realidad el que no supiera que hacer lo clasificaba claramente como elemento inservible.
Afortunadamente para el, se rió. yo solo suspiré profusamente, y le dediqué una mueca insatisfecha mientras me retiraba los lentes -bueno.... es que en tu otra vida fuiste hiena, cocoloco?- esta vez, ya no sonaba tan dulce, pero tampoco ofensiva, aun no.

-Pingüino...- de verdad? ese era el peor intento de creatividad para conseguir a la chica -pingüino?.... debes estar de broma- tenía que.. pero no dije lo que realmente pensaba. necesitaba mano de obra barata. Sea pues regresé a el auto y con un botón abrí el cofre de mi nene.

-ahí tienes, señor "se lo básico"- claro, aún no me quitaba la impresión de lo de pingüino... tarado, acababa de perder puntos por eso. me acerqué a el, vi lo básico. sabía donde quedaba el tanque de aceite y donde el del agua. el del agua estaba bien, el de aceite era fácil de pensar el como saber cuanto tenía. Saqué la aguja, vi el nivel donde estaba marcado el aceite en aquella cosa de metal.

Muchas partes de mi mente apuntaron a limpiar la aguja de nueva cuenta, solo para cerciorarme del nivel de aceite, y limpiarla justo con su camisa favorita, o eso esperaba. Pero a cambio, teniéndolo cerca sonreí de lado -eres gay... verdad, encanto de los pantalones bajos?- como si de verdad hubiese dudas... decirme pingüino a mi?...si claro, y el infierno podría congelarse si Eminem 2.0 no usara los pantalones bajos para facilitar el coqueteo, y tal vez más, con los presidiarios, por ejemplo.
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 12, 2013 11:40 pm

La pingüino abrió el cofre de su auto, cada movimiento que hacía conllevaba sensualidad. Comenzaba a preguntarme si eso era un talento natural o si realmente lo hacía premeditadamente. Debía ser aburridísimo fingirlo todo el tiempo. Me pregunté como sería estando ebria... tal vez se convirtiera en una persona divertida, o mejor, en una nudista. Aún así me sorprendió ver que al menos sabía lo más básico a revisar dentro del cofre. Limpió la aguja en mi camiseta, y el deseo de dejar caer la cajuela sobre su cabeza mientras volvía a colocar la aguja pasó por mi mente. Sin embargo ella salió muy rápido, tal vez leyó mi pensamiento.. o tal vez muchas personas habían intentado hacerlo en el pasado. Con su carácter, no me sorprendería. Ella salió entonces con una pavada acerca de si yo era gay. Bufé divertido. Al menos esa era nueva. Generalmente las personas se referían a mí con otro tipo de apelativos. Le devolví la sonrisa y le guiñé el ojo. ¿Estarías decepcionada si lo fuera? reí alegremente y luego añadí No lo soy. Simplemente no eres mi tipo. Lo siento, pero tendrás que tomar turno si te interesa tener una cita El cinismo era un arte que se me daba bien, lo cual me facilitaba mentir cuando era necesario. La chica desde luego que era mi tipo, pero no tenía sentido demostrarlo. No todavía.

Cerré el cofre al terminar de revisarlo. El problema no estaba en el motor. ¿Venías escuchando música? pregunté ya serio. Ella respondió que sí, y yo, sin pedirle autorización, me metí en su auto, asegurándome de limpiarme las manos sucias de aceite y gasolina en los costosos asientos de piel. Fuck yeah... ella no era la única que sabía como fastidiar a la gente. Las llaves seguían puestas así que simplemente las giré. El sonido del auto indicaba que no era el motor. El punto era que al encender el auto o intentar hacerlo, la música debería comenzar a sonar automáticamente. Ninguno de los comandos funcionaba. Descendí del auto deseando tener mis converse llenos de lodo para dejarle otro recuerdo de mí en el tapete. Te has quedado sin batería... anuncié en tono zumbón ¿Quieres que te pase corriente o llamarás a una grúa? inquirí con curiosidad por saber que tanto podía llegar a tragarse su orgullo. Mientras lo hacía recordé un vídeo que había visto en youtube sobre pingüinos que se volvían gays por accidente... seguía sin entender por qué demonios pensaba que era gay así que se lo pregunté abiertamente.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Lun Mayo 13, 2013 9:27 pm

-no en realidad- respondí justo cuando el lanzó la pregunta. Decepcionada porque fuera gay? no.. para nada. De hecho eso podría ser evolutivamente correcto. Menos genes dispersados que eran un error. Bien, definitivamente el pensamiento era enteramente humanista; nadie podría acusarme por haber sido cruel, jamás.... bueno, en realidad si, y lo disfrutaba. -deberás esperar a que los polos se derritan y conviertan al mundo en una piscina- respondí con igual cinismo. sonrisa a flor, aleteo de pestañas y, todo aquello que podría fingir un flirteo, de no ser porque claramente, estaba siendo amablemente hostil.

Sin embargo, pantalones caídos siguió ayudándome. Y no, no era una princesa con infulas de grandeza, de las que piensan que por su linda cara, todo lo merecen. en mi caso, tal vez lo mereciera, tal vez no, pero siempre conseguía lo que quería, aunque no tenía que apostar ni la mitad de lo que tenía en el proceso. Me preguntó por la música y yo asentí.


el proceso supuse era el de siempre. El chico sabe arreglar coches, el chico busca evidencias del problema, incluso en el interior del vehículo. La chica retrocede para evitar ser arrollada por su encantador vehículo, solo en caso de que le brincara la vena terrorista al chico en cuestión.. El chico intentaría encender el vehículo, saldría del mismo y comenzaría a especular, encontraría la solución y listo. En mi vida volvería a verlo, que mejor para mi, que mejor para el.

Todo se cumplió a pie juntillas. Simplemente todo parecía ser un diagrama, una hermosa puesta en escena donde ya me sabía incluso los diálogos.

-la batería- suspiré con cierto deje de inspiración trágica -esto ni siquiera tiene un igual en toda la isla- lo cual era cierto, las piezas de mi auto, evidentemente todas de fábrica, originales, no se tenían en la isla, de ahí la belleza de mi auto,o al menos me gustaba pensar así. -no funciona así- respondí al instante. pasar corriente? ja!. me acerqué un poco, solo para plantarme frente a el, con los brazos cruzados -cocoloco, no se si sepas, pero pasarle corriente a una belleza como esta- hice una pausa, señalando el auto -solo arruinaría la computadora del mismo- arquee mi ceja viendo sus ojos castaños. Había algo en ellos que nunca me había detenido a ver, o que quizás simplemente no me importo ver -llamaré a la grúa- y simplemente, pasé de el, en búsqueda de mi manos libres, de mi móvil o de un poco de sombre. Tenía que ser esto una isla, en pleno noviembre y parecía que estaba destinada a dejar la piel no solo enrojecida, si no negra.

Bastardo. fue la primer palabra que cruzó mi mente, aunque claro, no fue la única. mi auto estaba arruinado en sus interiores por ese maldito. Manos grasosas por doquier ni siquiera podría sentarme sin llevarme un poco de su aceitoso encanto. -pero que...- no, no se lo diría al asiento, se lo diría a el. con el móvil en mano, más no activado me salí cuanto antes y sin decir una sola palabra me plantee sobre el -idiota- dije solamente, matándolo con la mirada, estrujando mi móvil, como si ese fuera el maldito cuello del imbécil que se metió con los interiores de mi auto -que es esto, taradin? te estas vengando?- y por supuesto era una pregunta retorica.

La elegancia no estaba peleada con la furia. Gritar estaba sobre valorado. no. Yo solo lo tomé por el cuello de su manchada camisa, haciendo un amagado nudo y simplemente lo empujé hacia atrás, quedando entre mi auto y yo -ni siquiera es equitativo, animal... quieres jugar a esto? porque yo si puedo, puedo ganarte y gobernarte, puedo hacer que tu estúpida vida cambie de dirección... puedo incluso mandarte a la cárcel... quieres jugar sucio? de verdad?...- un nuevo empujón, asegurándome de hacerle daño me dejó con la absoluta ventaja de ir a por su coche.

No, no es que fuera a rayarle la pseudo-pintura del mismo... pero el incauto había dejado las llaves puestas...
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Lun Mayo 13, 2013 10:17 pm

"Jaque mate"... pensé en cuanto ella mencionó lo de los polos. Hey pingüinito, ¿acaso no lees las noticias? El calentamiento global está, de hecho, derritiendo los polos... ¿debo considerar eso como una señal para que te espere? había sido una mala metáfora. Un error de su parte. Aún cuando por mi aspecto la gente lo dudara, de vez en cuando veía los noticieros. Y claro, debajo de mi alma de rockero existía esa vena que se preocupa por los malestares sociales y problemas medioambientales. Uno de los sencillos que estábamos componiendo hablaba de eso. Criticaba a los cerdos capitalistas que estaban destruyendo nuestro planeta. Pero explicarle eso ahora no tenía sentido. Sólo con verla podía imaginar que era fan de Britney Spears o alguna hueca cantante pop.

Dejé el tema por la paz porque de momento prefería saborear su reacción cuando viera sus asientos decorados con mis manos, cortesía adicional por el chequeo a su auto. Rodé los ojos cuando empezó a parlotear sobre lo lujoso, carísimo e inigualable que era su auto. Si, bueno, era una belleza, pero presumirlo así era de mal gusto. Bostecé mientras ella metía la cabeza en el auto, ofreciéndome una imagen con zoom de su trasero. Oh dulce Dios... tuve que retener las manos pegadas a mi cuerpo para no tatuarle una de ellas con aceite sobre el diminuto short que vestía.

Su reacción sería, desde luego, inolvidable. Fue sexy cuando me arrinconó contra su auto, aunque desde luego sabía que no podía fantasear que fuera para besarme. No, ella no era tan divertida como para hacer eso. Sonreí cínicamente ante sus amenazas. ¿Ir a prisión? Eso sin duda sería divertido, sólo por molestar a mis padres. Desde luego, ellos me sacarían de prisión de inmediato. No sabía qué tanta influencia tenía su familia, pero al menos la mía estaba perfectamente relacionada con el cuerpo policiaco. Motivo por el cuál jamás me arrestaban, aún cuando mis niveles en el alcoholímetro les daban motivos para ello. ¿Y qué harás para cambiar la dirección de mi vida? ¿Darme de picotazos hasta que muera desangrado? Muy mal pingüinito... quien se lleva se aguanta... declaré imitando el tono de mi abuela Genevieve. La sonrisa se borró de mi rostro cuando la vi dirigirse hacia mi auto.

Tenía razón, ni siquiera era equitativo. Su auto evidentemente se lo habían dado sus padres, el mío lo había comprado yo. Estaba totalmente fuera de discusión. Ardiente o no, la desplumaría si se metía con mi auto. Me dolía la espalda de cuando me había aventado contra su auto pero aún así comencé a seguirla. Hey pingüinito... vale, me disculpo... ¡Hey! ¡Se supone que debes aceptar las disculpas de la gente! maldije al recordar que había dejado las llaves pegadas al auto, ella se veía capaz de hacer cualquier cosa. La había hecho enojar y algo me decía que eso no había sido buena idea. Bueno, cosas más estúpidas había hecho, pero si tan sólo se atrevía a hacerle algo a mi auto... ella alcanzó la puerta de dos zancadas más. Yo la alcancé justo a tiempo, cuando ella intentaba abrir la puerta. Pero la puerta no se abrió. Había sido una estupidez imperdonable por mi parte salir y dejar las llaves puestas y además cerrar el auto. Estaba pues, sin medio de transporte, pero por una feliz coincidencia, mi propia torpeza mantenía a mi auto a salvo. ¡Já! ¡Toma eso pingüino! jamás me había sentido tan orgulloso de mis estupideces. Era un factor con el que ella sin duda no contaba.

Sabía que en algún punto esto tendría consecuencias, y eso lo hacía más divertido, siempre y cuando, ella no se metiera con mi auto. Tal vez ella fuera la persona que consiguiera que me expulsaran de la Academia... tal vez sólo tenía que conseguir que se irritara lo suficiente y en media hora conseguiría lo que no había logrado desde que tenía once años. Ser expulsado de esa mierda de lavatorio de cerebros. Adopté una expresión falsamente madura y comencé a hablarle com quien se dirige a un niño berrinchudo. Como lo he dicho, se me da bastante bien esto de joder gente. Escucha pingüino, no tengo idea de quién demonios seas pero opino que esto ya está llegando demasiado lejos. Tú cometiste un error, yo cometí otro... estamos a mano ahora... dejemos todo esto en el pasado y simplemente vayamos cada quien por nuestro cam... me interrumpí al ver que ella buscaba frenéticamente a su alrededor. Entonces agarró un ladrillo... ¿Qué carajos hacía un puto ladrillo en el estacionamiento? Ah sí... estaban reparando un salón cercan al estacionamiento. Lo más posible era que algún ocioso lo hubiera transportado hasta allá. Comencé a buscar con qué defenderme. Algo me decía que era el momento en que la princesa daba paso a la psicópata, justo como en una loca película de terror. Morir a ladrillazos no estaba en mis planes. Encontré una varilla oxidada un poco más allá y me apresuré a tomarla, empuñándola como una espada. No pensaba golpearla realmente, jamás caería tan bajo como para golpear a una mujer, sólo quería dejar en claro que no me quedaría cruzado de brazos.
Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Miér Mayo 22, 2013 12:08 am

-justamente, solo las aceptaré, cuando sea gente lo que tenga frente a mi- debería añadir "maldito animal retrasado"? no... no le daría todo el gusto de verme molesta, por si, claro que lo estaba. tenía mejores cosas que hacer.

Ni siquiera tuve que correr a ese remedo de.. coche que tenía. No, solo pasos determinados, tal vez con una velocidad mayor a lo habitual, pero no demasiado. Solo quería llegar antes que el, y lo hice. Genial... cerrado. otro de esos que tenían doble juego de llaves, por si las dejaba por dentro. Nadie sería tan estúpido como para olvidarlas puestas.
Si, me volví a el, sin intención de parecer amable, la amabilidad no se daba a manos llenas para todos, eso era algo que se debía ganar, no un derecho por malgastar aire con existencias innecesarias.

Ladee mi rostro, jamás entrecerré los ojos. mis puños estaban crispados, pero tal vez era lo único que podría ver en cuanto a molestia. No me importaba la manera en que lo dijo y lo cierto es que tampoco me importó en saber que dijo. Mi punto era este. Quería tomar su auto, quería destruir su auto y ahora que lo tenía de cerca tal vez pisar con sus polvientos neumáticos sus pies. Sería fabuloso dejarle algún buen recuerdo. Sin embargo no podía. auto cerrado, sub normal balbuceando... ¿que hacer?

Debería sonreirle al encontrar el ladrillo que habría de usar para mis fines? Maquiavelo tenía razón después de todo "el fin justifica los medios".

Fue rápido, o algo a´si. para cuando volví a verle me amenazaba con una estúpida varilla oxidada. mi ceja se arqueo por completo -debes estar de broma- tenía que serlo, eso o el tipo era realmente un cobarde. La sostenía como una espada. -Bravo, D'Artagnan... ahora dí tus ultimas oraciones-

Fue sutil, fue elegante, fue satisfactorio, fue épico.

Eminem 2.0 se cubrió el cuerpo, la cabeza sobre todo (como si tuviese realmente algo que proteger ahí) ¡porque? porque todo indicaba que se lo lanzaría justo a la cabeza. No fue así.
Si, mi intención fue hacer que eso pensara. pero mi enemigo primordial, era ese maldito coche. El sonido del vidrio estrellándose en mil pequeños pedazos Fue... algo cercano a una hermosura. levanté mi mentón mientras me hacía para atrás, solo un poco. disfrutando el momento. La varilla de metal cayó de sus manos y entonces "pantaloncitos bajos sin cerebro" corrió a ver a su pequeño herido. Mas satisfacción, por descontado.

-que dramático...- por primera vez, sonreí. en mi mano yacía la varilla de metal. Todo el por dejarla caer por una nimiedad. Maravilloso para mi. la aprovecharía.
No me acerqué a el, pero empuñé bien la varilla, como quien se prepara para anotar un home run. -no te atrevas- advertí con verdadero filo en mis palabras. Que el tomase o encendiese su coche?... ni de broma, no le daría la oportunidad -aléjate de este maldito cacharro!- esta vez, exigí. la cabeza no, pero bien podría darle en la pierna, o e los brazos. no sería una fractura expuesta, no sería un rompimiento de costillas con una hemorragia interna, pero le dolería. dado que no me hizo caso el primer golpe con la varilla fue a los faros del cacharro. Fuerte, este estalló con demasiada facilidad. No sonreí.

El segundo se suscito de inmediato. en su nada lindo y poco cuidado cofre. El golpe fue seco, fuerte... La varilla era una maravilla.

-aléjate- advertí de nueva cuenta. finalmente, lo hizo. Genial. -ahora si estamos a mano-
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Miér Mayo 22, 2013 11:37 am

Hice una mueca. Tal vez debería reconsiderar el apodo de pingüino, los pingüinos eran animales pacíficos. Lo que tenía enfrente era una chica candente en más de un sentido, una auténtica psicópata. Si Vlad pudiera verlo definitivamente dejaría de decirme que mi vida no era como una película. Tuve que recordarme a mí mismo que lo que tenía frente a mí era una chica, de haber sido hombre la habría molido a puñetazos por romper mi parabrisas. Me acerqué sólo por verificar qué tan roto estaba el vidrio. Creí que con eso quedaría satisfecha y no pensé en conservar la varilla. Resultó que la fangirl de The Backstreetboys era más peligrosa que una pandilla de Chicago en una película con temática de la ley seca. La observé con incredulidad preguntándome en qué momento escupiría o haría una imitación de Scarface. Tal vez hubiera un acento italiano disfrazado debajo de esa voz engañosamente seductora.

Evidentemente esta niña tenía problemas con la proporcionalidad, pues también decidió cargarse los faros y el cofre. No podía golpearla, tuve que recordarlo por enésima vez. Generalmente me gustaban las niñas con carácter fuerte, pero siempre y cuando no se metieran con mi auto. Pero estaba tan acostumbrado a ir en contra de lo que se esperaba de mí, que lejos de demostrar cuan furioso estaba decidí abordarlo con otra actitud. Y cuando ella dijo que estábamos a mano sonreí abiertamente. ¿Es todo lo que tienes? Golpeas con menos fuerza que mi abuela de 98 años estaba siendo infantil pero eso no importaba. Lo era todo el tiempo. Observé mi auto fingiendo satisfacción por el resultado. Finalmente, mi sonrisa se amplió Has remodelado mi auto y ahora me siento en deuda. ¿Cómo podría devolverte el favor? ruda o no, ella seguía siendo una chica, determinada y todo, pero chica al fin y al cabo. Bostecé mientras caminaba hacia ella. Si aún tuviera el ladrillo me preocuparía, pero lamentablemente éste se encontraba dentro de mi destrozado auto, y si no era con un ataque a distancia no había manera de que me ganara. Ella se puso a la defensiva claro, no era la clase de chica que amablemente fuera a dármela. Por eso no me molesté en pedírsela.

Quitarle la varilla fue fácil, ella intentó golpearme, yo intercepté el golpe y sin apenas esfuerzo se la arrebaté de las manos. Casi sentí pena por aprovecharme de la superioridad de mi fuerza física sobre la de ella, pero entonces mis pies pisaron un par de vidrios provenientes de mis faros y toda posible compasión o caballerosidad desaparecieron. Ella era una princesa encaprichada. Yo era un niño encaprichado… la diferencia estaba en que ahora yo tenía la varilla. Y una sonrisa desquiciada que le dejaba en claro que yo no pensaba que estuviéramos a mano. Era la primera vez que deseaba hacer brocheta con una chica, pero en lugar de eso, decidí dirigirme a su auto. Ni me preocupé por lo que pudiera hacerle ya a mi auto. Llegados a este punto estaba claro que ninguno de los dos iba a ceder, así que lo único que quedaba era seguir fastidiando.

Disfruté el sonido de los vidrios al romperse, tal vez tanto o más de lo que ella había disfrutado al romper los míos. Decidí dejar el cofre en paz pero me cargué los faros. Sin soltar la varilla dirigí mi atención hacia la chica. Ahora sí estamos a mano… hice una pausa mientras sacaba la cajetilla de cigarros de la bolsa trasera de mi pantalón. O casi a mano agregué susurrando mientras arrojaba un cerillo dentro de su auto. Mucha gente me consideraba tonto pero al menos sabía qué sustancias eran flamables. Y el asiento del copiloto estaba lleno de aceite en ese momento. No demasiado como para provocar que su convertible se incendiara, pero sí como para joder el asiento de piel. A menos que contra toda pretensión, los asientos fueran de material sintético. Primero no pasó nada, y pude ver la sonrisa burlona en el rostro de la chica. Entonces comenzó a salir humo y fue mi turno de sonreír. Me alejé del auto sólo por si acaso. En realidad si el fuego se iba directo al motor provocando que estallara no me importaba en lo más mínimo. Había tenido mi venganza y pensaba saborearla. Y la saboreé por unos minutos antes de que su auto realmente comenzara a incendiarse por completo. Reaccioné por instinto. Había visto demasiadas películas de acción como para saber lo que seguía a continuación. Salté sobre ella para protegerla con mi cuerpo antes de que el auto estallara. Sin embargo, nosotros no teníamos un guión que nos dijera el momento exacto en el que el puto automóvil iba a decidir explotar, así que cuando ambos caímos al piso, no pasó absolutamente nada. Tal vez Vlad y los Indiana tenían razón y veía demasiadas películas.

Carraspeé incómodo y decidí levantarme antes de que su rodilla, peligrosamente cerca de mi entrepierna, encontrara el camino hacia mi talón de Aquiles, que no era precisamente un talón. Me dirigí a mi auto y encontré debajo del asiento trasero un pequeño extintor que cargaba desde que Bryan y yo lo habíamos utilizado para una de las locas travesuras que hacíamos de vez en cuando. Me detuve frente al convertible y decidí que ya estaba lo suficientemente destruido. Comencé a rociar la espuma sobre los asientos y el fuego se detuvo antes de que el auto realmente estallara. Arrojé el extintor vacío y la varilla en el asiento trasero de mi auto. Servicio comunitario, no necesitas darme las gracias…¨ ironicé mientras le guiñaba un ojo y me cruzaba de brazos preparándome para la tempestad que sin duda se acercaba.

Volver arriba Ir abajo
avatar

Alexia Hudson
Harry Potter: 3 Generación
Harry Potter: 3 Generación


Mensajes : 547
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Elezear Leblanc


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Mayo 26, 2013 7:51 pm

OH por favor, así que aplica la ira fría?... tal vez su disfraz de patiño era más que eso. Tal vez su disfraz de patiño era el perfecto reflejo de su "apabullante" personalidad.

Quería jugar?... desde hacía aproximadamente 3 minutos el juego ya había comenzado. Hablaba de su abuela. Por mi, perfecto. lo barrí con la mirada, no me tomó más de un segundo, de arriba abajo, menospreciando todo lo que mi vista pudo tener a su paso. -por lo que a mi concierne y lo que veo, tu abuela bien pudo haber sido un transvestido o una zoofilica que se metió con el primer animal que encontró... y mira por donde... tu eres el heredero de todo eso- si el me sonrió yo lo haría igual. Mi ira no se basaba en gritos caras ofuscadas, saltitos idiotas y algunos arañazos, claro que no.

De cualquier forma el no pareció escucharme. Pelo grasiento, porque no había otra manera de referirse a el, empezó a parlotear, con una muy mala puesta en escena. Se suponía que debía hacerme enojar aún más? que error, conocía a miles mejor que el para eso, todas ellas unas idiotas con delirios de grandeza. Como si no conociera ya bastantes de esas en el internado.

Tierno, casi era tierno

-Cuando quieras, cocoloco- respondí con la varilla en mano. Si alguien pensase que iba a acabar con la sinapsis de sus dos neuronas, bueno... era un tarado. Comenzaba a detestarle, si, pero no lo suficiente para acabar con sus días, no con mis manos, no si mi ADN se veía involucrado. Supuse que vendría por el metal y acerté. Todo el cuadro que vendría a continuación pudo plasmarse en mi mente. Solo necesité un instante para ello.

Lo golpearía, cosa que hice, pero el a final de cuentas se quedaría con el metal, vamos, que tan masculino era como para dejarme desarmada?... me golpearía? podría ser, este ente simplemente no tenía nada aprovechable, salvo la fuerza bruta, algo así como un obrero cualquiera. Algo que no logre´hacer, pero que morí de deseos por hacerlo fue de ayudar al planeta, dejarlo sin un solo desenciente, incluso poder esterilizar a su perro, si es que tenía uno. pero no. ese fue el momento donde su fuerza bruta superó a mis tacones. Estaba segura que tanto forcejeo sonó a algo porno para el. No me interesó.

Así que solo me quedaba esperar y mirar mi reloj. Sabía lo que iba a pasar así que posé las manos sobre mis caderas un momento, tal vez dos. Verlo caminar no me era ni miniamente interesante, mi reloj marcando la hora lo era mucho más. incluso conté los segundos antes de poder escuchar el cristalazo. y así fue, solo que atinó en los faros.use los ojos en blanco y respiré profundamente. De nueva cuenta acomodé mi cabello. que iba a hacer? gritarle? por favor, mi IQ era más grande. incluso el IQ de la tarada de Bieber era más grande, sin enaltecer a la rubia, desde luego.

-ni de broma-respondí en automático, con una frialdad grande, una furia fría y gélida. Pelo grasiento lo pagaría. en esta vida y la siguiente..

Segundos después esa afirmación, se convirtió en un pacto. No fue de inmediato, pero logró hacerlo -que estas haciendo!?!?!- claro, como si no lo supiera. me acerqué a el, intenté apagarlo, quitarle del camino, patearle la ingle. Lo que fuese necesario. Lo arañé, si, y la piel de su pseudo humanidad se quedó en mis uñas. Desagradable, totalmente.

Mi auto comenzó a arder en llamas. Y el había visto demasiadas películas americanas, todas plagadas de explosiones, como no, como si a ellos les gustase algo sin una explosión para sus pusilánimes mentes. El hecho fue que terminé en el suelo. Con su cuerpesote encima mío.

La grava debajo de mi hizo lo propio y sentí, oh!, vaya que sentí como pequeñas partes de esta se me incrustaban en las piernas, en la piel. Sirvió para algo? no por supuesto que no. Listo, sin hijos, sin nariz, sin hombría... este sería un eunuco y castrati a la vez. -felicidades idiota... acabas de convertirte en soprano- desde abajo comencé a patearlo, aunque el fue rápido y me dejó ahí, tirada observando como apagaba el fuego de mi flamante coche, en su sentido más literal.

Y aún así se le ocurrió hacer un pseudo comentario gracioso. no me hizo volverle a hablar. Le miraba con odio, me las pagaría. Ni siquiera me dio su mano para levantarme, señal de que no era ni siquiera medianamente hombre. Me erguí pues, son ayuda, silenciosa, sin dejar de ver a sus estúpidos ojos. De pie dejé de verle,para observar mi auto, humeante en alguna parte, o eso pude ver, lleno de un polvo blancuzco. en silencio fui por ese extintor y el me permitió hacerlo. pensaba que iba a ser para abollarle algo más a su coche?... para nada. esta cosa pesaba y ya había notado que tenía simplemente unas converse puestas. El artefacto cayó con gracia en su pie derecho. Fuí más rápida que el, cuando me lo propuse y con su dolor como aliciente lo volví a tomar en mis manos. solo fue un golpe en la boca de su estómago, nada de que preocuparse pero si para sacarle el aire. Eso me vaio para ir a su cosa denominada "auto," girar las llaves, afianzar el tanque en el acelerador, cambiar la velocidad a una que me placiera y quitar el freno de mano. ooh, maravillosa gravedad, gravedad ímpetu, aceleración de los cuerpos, había diferencia?

claro que no, la única diferencia estuvo en el momento que su auto se precipitó frente a una pared, aproximadamente a 20 o 25 metros de nosotros en una considerable pensiente. no fue todo. antes de la pared se encontraba una tarima con lonas, pinturas. Lo primero que se escuchó fue el metal siendo aplastado por metal, enseguida el metal siendo doblegado ante la piedra.

Mordí mis labios con diversión durante todo el trayecto. sonreí cuando observé su vieja cosa en contra de una pared con pintura que lo hacía ver como el auto más trasvesti de toda la isla.

-de nada, cielo- musite agachándome un poco, el aun tumbado, justo para tomar graba y, ya de pie, tirársela en la cara.

-muérete imbécil- una buena declaración de intenciones. No quise verle más, fui a por lo que quedaba de mi auto, por las llaves y mi celular. con la sangre que llevaba en las piernas, en cualquier momento podría acusarlo de intento de violación.
Volver arriba Ir abajo
avatar

William Lovecraft
Beautiful Creatures


Mensajes : 59
Ocupación : Estudiante

Pareja Real : Rid


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Dom Jun 02, 2013 6:19 pm

Sonreí al ver que la señorita “Soy-perfecta-y-no-mereces-ni-mi-tiempo” finalmente sacaba las uñas. Molestar era mi especialidad y nadie, absolutamente NADIE, era inmune a ello. Si el precio eran un par de golpes y arañazos provocados por un afilado manicure valía la pena. Sólo con verla podía saber que no era la clase de persona que reaccionaba así con facilidad. Yo había batido récord, o algo así. Dejé que su ira se liberara y ni me molesté cuando ella tomó el extintor de la parte trasera de mi auto. Llegados a este punto me quedaba claro que tendría que conseguirme otro auto. Era una pena pero así habían resultado las cosas. La sonrisa se borró de mi rostro cuando el extintor cayó sobre mi pie derecho, bueno, no cayó, la gatita-pingüino la dejó caer sobre mi pie. Ni siquiera tuve tiempo de preocuparme mucho por el dolor, porque un minuto después estaba tirado en el suelo sin aire, cortesía de la psicópata que acababa de golpear mi estómago con el extintor.

Comencé a inhalar mientras recuperaba el aliento. De reojo pude ver a mi auto avanzando solito hacia lo que sería su tiro de gracia. Repasé un montón de insultos en mi mente que con todo, no exprese en voz alta. Cubrí mi rostro con mis manos cuando vi que se disponía a lanzarme grava en el rostro. Bufé. Que señorita ni que nada. Actuaba peor que una gangster. Una gangster muy sexy, eso sí. La observé alejarse y comencé a incorporarme, ya más repuesto por el golpe. Caminar dolía un poco pero me dolió más observar a mi pobre auto cubierto por pintura de colores. Se veía tan… bueno, poco masculino.

El destino sin duda quiso compensarme, porque entonces una lata de medio litro de pintura color rosa chillón llegó rodando hacia mí. Me incliné para levantar la lata sabiendo perfectamente que hacer con ella. Extraje de mi bolsillo mi navaja suiza para abrir la lata y luego me giré para alcanzar a la psicótica chica del convertible rojo. Alcanzarla mientras yo cojeaba no fue del todo fácil, pero considerando que ella caminaba como si estuviera en un desfile de modas tampoco fue del todo imposible. Hey le llamé y en cuanto volteó con su mejor cara de chica poseída por el demonio, vertí el contenido de la lata de lleno sobre su rostro y su ropa. Cuando hube terminado, arrojé la lata lejos de nosotros. Ni de broma pensaba darle otra puta arma para usar en mi contra.

Ella comenzó a limpiar la pintura de su rostro y yo me apresuré a tomarle una fotografía con el celular. Gracias a los adorables avances en la tecnología, la foto se colgó en mi correo electrónico de inmediato y fue enviada a los chicos de la banda. Al menos a algunos de ellos… Lucian posiblemente me mataría si la veía. Dependiendo de cómo se desarrollaran las circunstancias, publicaría o no la fotografía. Esperé a que tomara mi celular y lo destrozara, no importaba mucho realmente. La foto ya estaba respaldada y no había forma alguna de que pudiera evitarlo. Venía una venganza buena, lo sabía, ambos lo sabíamos. Esto se estaba convirtiendo en, literal, una lucha a muerte. Ella me fulminaba con la mirada y yo sonreía imperturbable cuando un carraspeo a nuestras espaldas interrumpió nuestro idilio.

Vaya, al parecer si había seguridad en la Academia. Con todo el jaleo que habíamos armado sin que nadie nos interrumpiera habría asegurado lo contrario. ¿Qué está haciendo ahora, señor Lovecraft? preguntó el viejo guardia con voz cansina. Casi habría jurado que la loca al lado mío prestó atención al escuchar mi nombre pero no le concedí mucha importancia. Posiblemente sólo pensaba memorizarlo para cuando me demandara. Hola John saludé con una gran sonrisa que él no me devolvió. El pobre había observado varios de mis intentos por ser expulsado y parecía ser de los que opinaban que expulsarme era lo ideal. Siendo que simpatizaba con mis ideales, el tipo me agradaba, aun cuando sabía de sobra que el aprecio no era recíproco. Su mirada recorrió de mi auto al de la psicópata y su rostro se ensombreció. Hasta yo sabía que esta vez me había excedido. Entonces la mirada de John se detuvo en la chica y su semblante se demudó mortalmente asustado. Eso me habría hecho reír y soltar un par de chistes al respecto, pero esta vez me limité a reírme porque su cara era todo un poema... ¿Se… señorita Hudson? inquirió con un tono muy peculiar, casi implorando misericordia. Dejé de reírme al escuchar el nombre. Era increíble que la reconociera debajo de tanta pintura rosa, el tipo tenía mérito. Pero eso quedaba en segundo plano.

¿Hudson? ¿Alexia Hudson? pregunté y su mirada repleta de amenazas me lo confirmó. Comencé a desternillarme de la risa otra vez. No te había reconocido, la última vez que te vi tenías un carácter más agradable. claro, eso había sido cuando teníamos como 7 u 8 años. Antes de que ella se convirtiera en la muñeca plástica que era ahora. Ahora bien, todos sabían que era una soberana idiotez meterte con los Hudson, particularmente con ésta Hudson, pero yo no lo percibía así. Era como si acabara de sacarme la lotería. Si ella hacía el drama que sin duda montaría, y si la corrupción del Consejo Estudiantil llegaba a tanto como para considerar esto motivo suficiente de expulsión, entonces mi meta se había logrado. Tal vez mañana mismo ya no tendría que ir a la Academia. Supe que la cosa se pondría mejor cuando vi a mi madre y a la Señora Hudson cruzar el estacionamiento en dirección hacia nosotros. Iban seguidas por su séquito de guaruras. Inversamente proporcional a la sonrisa que se borraba de sus rostros al reconocernos, la mía se amplió. Sin embargo, al ver la sonrisa en el rostro de Alexia decidí que no estaba de más tomar precauciones. Aségurate de decir la verdad pingüinito,  no querrás que comprueben las cámaras de seguridad y descubran que eres una mentirosa ¿o sí? Señalé con la mirada las cámaras de vigilancia que evidentemente, ella no había notado hasta ahora. Que esto fuera la Academia y no el Internado no significaba que no tuviéramos medidas de seguridad para evitar que se robaran los estéreos de los autos. Y recordaba cuán manipuladora era Alexia de niña. Sospechaba que ese rasgo podría haberse incrementado. Un placer verla, señora Hudson.  saludé con una cortesía que habría enorgullecido a mi madre en otras circunstancias, pero que en estas sonaba lo suficientemente sarcástica como para irritarla. Madre, creí que estabas en Austria o algo así… comenté con fría cortesía, sin molestarme en moverme de mi lugar para ir a su encuentro y sin agregar el “qué bueno que regresaste”

¡William! ¿Qué pasó aquí? espetó la señora Lovecraft intentando modular la voz, pero si Alexia Hudson disparaba láser con sus ojos mi madre no se quedaba atrás. La señora  Hudson conservó la compostura, aunque evidentemente no parecía contenta de ver a su hija y el convertible en ese estado. Que estuvieran ahí me hizo sospechar que tal  vez había un importante evento de burócratas al que Alexia no había asistido gracias a mí. Me encogí de hombros con indiferencia. ¿Esto? Jugábamos a remodelar nuestros autos. ¿Cuál opinan que quedó mejor? En mi opinión el de Lexie quedó mejor, ya que su… bodyart, contribuye a la originalidad del mismo… ¿no lo creen? Señoras tan expertas en arte sin duda podrán apreciarlo. concluí colocando una cara de inocencia que estaba seguro conseguiría mi objetivo: Enfadar aún más a mi madre, y si era posible, enfadar a la señora Hudson. Molestar a Alexia ya no era importante, incluso cuando posiblemente no le hacía gracia que la llamara Lexie como si fuéramos viejos amigos. Tenía objetivos más prometedores justo frente a mis ojos. Poder observar como la diplomacia entre nuestras madres podría solucionar tan comprometedora situación hacía que valiera la pena haber venido a la escuela, incluso si por ir ahora me había quedado sin auto y sin celular. Me pregunté cuánto tiempo perderían decidiendo a quien castigar e intercambiando disculpas. Me acomodé con los brazos cruzados para recargarme en el convertible. La diversión apenas comenzaba…
Volver arriba Ir abajo
avatar

Secrets RPG
The Mind / Admin. Fundador


Mensajes : 186


Ver perfil de usuario
MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    Vie Sep 06, 2013 9:46 pm




Abandonado x

Para mas detalles ver aquí.
Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: Fucking... not in a sexual way...    

Volver arriba Ir abajo
 

Fucking... not in a sexual way...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Secrets! RPG  :: 
▲ Flashbacks
 :: Fichas, Casting, Relaciones y Busquedas
-